i, la Bolita de Colores

Director:   Natalia Ortiz Ferro

Género:    Animación
Duración: 9:36 minutos
Formato:  HD

 

 

 


Sinopsis

 

"i, La bolita de colores" es un cortometraje animado acerca de la memoria involuntaria; La historia  trata de "i", un niño de 12 años que atráves de sus sentidos y la conexión con los símbolos externos, lucha por recuperar su identidad perdida, debido a la monotonía sin sentido en la que se encuentra. Para romper con esta mágica situación, i debe valorar momentos de su pasado y de esta manera, ser consciente de cada característica que lo hace él.

 

Ficha Técnica


Título: I, La bolita de Colores

Director: Natalia Ortiz Ferro

Técnica: Mixa (animación en pixilación y dibujo)

Formato Original: Archivo Quicktime HDV 1280 x 720

Formato de Exhibición: DVD

Duración : 9 minutos 36 segundos

Año: 2010

 


Biofilmografía

 

Natalia Ortiz Ferro es artista visual con énfasis en expresión audiovisual de la Pontificia Universidad Javeriana y Especialista en Animación de la Universidad Nacional de Colombia. Natalia tiene la capacidad de desarrollar en el  ámbito profesional y artístico, diferentes tipos de creaciones de criterio estético y expresivo dentro del mundo de los medios electrónicos y audiovisuales; también tiene la habilidad de observar, analizar, sentir,  estructurar e interpretar diferentes aspectos para generar una composición adecuada ya sea dinámica, estática o interactiva. Esto apoyado de conocimiento teórico y la utilización de nuevas tecnologías, con el fin de dar soluciones satisfactorias en cuanto a la imagen y su reflexión.


Ha realizado varios proyectos como “Y…Superbayo?” (cortometraje en animación 2005), “Fotoagüita” (cortometraje de ficción 2008), “i, la bolita de colores” (cortometraje en animación 2009), y también se destaca por ser Vj  y videógrafa de bandas musicales como Surreal y Awaikis 2011. Actualmente Trabaja en su empresa de animación Mova 3 Studio.

Afiche Invitación Participantes
Afiche Invitación Participantes

Es un hecho,  éste es un festival al que hay que hacer acto de presencia y no sólo como asistente, sino teniendo el orgullo de exhibir un trabajo propio. ¡Estas a tiempo de vincularte y vincularte en grande!